Tips y recomendaciones para que tu cartera se vea cada vez mejor…

Una cartera nueva tiene su atractivo, pero no hay nada mejor que aquella que tenga historia. Déjala envejecer con gracia. Con su uso se esperan rayones, arrugas y oscurecimiento. Cómo uses tu cartera es cómo envejecerá, haciendo que cada una sea especialmente personal.

Es por eso que creamos carteras en cuero y por lo que elegimos , cueros,  que a lo largo del tiempo envejezcan con belleza y duren para siempre.

Así que, NO Mojar.
 NO lavar a máquina.
 Mantenimiento con cepillos suaves o paños.
 En el caso de derrames, secar el líquido inmediatamente con un paño limpio o una esponja absorbente seca. No frotar. Luego secar con una toalla limpia y dejar secar el artículo al ambiente (no al sol). Nunca se debe secar el material con secadora, ya que el calor puede dañar el material y resecar el cuero.
 Los cueros pueden presentar variaciones o irregularidades en su tonalidad y dibujos que hacen a la autenticidad del material utilizado. No existen dos cueros iguales ya que es un producto natural.

Cueros metalizados: Son sensibles a la fricción.
 Con el roce se puede desgastar su brillo y color original. Son sensibles a ralladuras.
 Deben usarse con mucho cuidado ya que no se pueden proteger ni limpiar.

Charoles: Mantener limpio con cepillo fino o paño.
 Son sensibles a ralladuras.
 Al ser una superficie brillante y pulida las arrugas naturales por el uso serán más visibles.

Gamuza: Limpiar con cepillo de cerda semiblanda o lija extrafina 0.0
Limpiar con goma blanca de borrar.
Son sensibles al roce y desgaste.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *